Capel, el único pisco hecho por una asociación de más de 1000 dueños, 1000 parceleros unidos. Donde cada uno es un voto en la cooperativa, donde no importa que tengas una hectárea o cien, donde el trato es igualitario.

Todo comenzó por 1938, cuando un grupo de 30 pequeños productores formaron la Asociación de Pequeños Productores de Elqui, se juntaron 23 hombres y 5 mujeres en busca de un sueño en común: producir el mejor pisco en una cooperativa de trato igualitario y justo. Años más tarde se convierte en la Cooperativa Agrícola y Pisquera Elqui Limitada, donde actualmente hay más de 1000 hombres y mujeres que han puesto su propia vida a cambio de dar valor a la uva, las tierras y al trabajo.

Actualmente, en las destilerías de Capel se procesa una gran variedad de uvas, siendo Pedro Jimenez la más característica de nuestro producto ícono llamado Capel, el cual a través de un proceso de doble destilación, alcanza el equilibrio perfecto para ser un pisco de doble calidad.

“Hace 80 años, fuimos los pioneros, teníamos parronales, algunos alambiques discontinuos de Cobre, y un clima perfecto, con 300 días de sol. Pero lo más importante es que confiábamos los unos en los otros y estábamos dispuestos a dejar el alma en un proyecto llamado Capel y así llevar el fruto de Chile a todos los rincones del mundo”.

SOY MAYOR DE EDAD Y ESTOY PREPARADO PARA VIVIR LA EXPERIENCIA QUE ENTREGA LO AUTÉNTICO DEL PISCO.
SI NO